Cortinas cortafuego

Recientemente la Asociación Española de Normalización ha publicado una nueva ley: la UNE 23740-2 de Seguridad contra incendios. Elementos de cerramiento de huecos. Requisitos específicos de instalación, uso, mantenimiento. Parte 2: Cortinas cortafuego.

A propósito de esta ley queremos explicar un poco qué son estos elementos y qué aplicación tiene esta nueva ley. Así que lo primero es saber qué son las cortinas cortafuego y para qué se utilizan

¿Qué son las cortinas cortafuego?

Las cortinas cortafuego son elementos de protección pasiva contra incendios, de naturaleza textil que sirven para la compartimentación, impidiendo la propagación del fuego a través de los diferentes sectores de incendio del edificio durante un periodo de tiempo determinado. También se las conoce como barreras cortafuegos textiles.

¿Para qué se utilizan?

Las cortinas cortafuego permiten:

  • Limitar y controlar las llamas y los gases calientes
  • Crear una zona con radiación térmica reducida
  • Evitar la transferencia de calor

De esta manera favorecen la permanencia de zonas seguras durante el incendio tanto para personas como para los bienes.

La norma UNE 23740-2

Esta norma ha sido elaborada por el comité técnico CTN 23 Seguridad contra incendios, cuya secretaría desempeña TECNIFUEGO, Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios, a través del Subcomité SC 7 de Resistencia al fuego de elementos.

Aplica a las cortinas cortafuego ensayadas, según la Norma UNE-EN 1634-1, inclusive cortinas cortafuego irrigadas.

Objetivo de la norma

Esta norma tiene por objeto establecer los requisitos específicos que deben tenerse en cuenta para la instalación, uso y mantenimiento de las cortinas cortafuego, de tal forma que se pueda asegurar que dichos elementos cumplirán con la función para la que han sido diseñados durante toda su vida útil. Así que es conveniente que veamos estos 3 campos que regula la ley.

1. Instalación

De acuerdo con la norma UNE 23740-2 las cortinas cortafuegos deben instalarse de acuerdo al manual del fabricante siempre asegurando que las características de la cortina y su instalación quedan cubiertas por el campo de aplicación definido en el informe de clasificación según la norma UNE-EN13501-2 y/o evaluación del campo de aplicación de los resultados del ensayo de resistencia al fuego (EXAP UNE-EN 15269-11). El campo de aplicación determinará, entre otras cosas: las medidas máximas certificadas, si todos los componentes de la cortina cortafuegos son capaces de resistir el ataque directo del fuego, etc.

La ley también contiene especificaciones, en los anexos normativos, sobre el personal que realiza las tareas de instalación y mantenimiento y la documentación que debe acompañar a las cortinas cortafuego. Es decir, que los instaladores de las cortinas cortafuegos deberán estar debidamente formados y al día en el producto en concreto a instalar. Además, la instalación debe registrarse, y el propietario/usuario de las cortinas cortafuego debe conservar dicho registro.

2. Uso

Las cortinas cortafuego únicamente se utilizará para impedir la propagación del incendio durante un tiempo determinado y solo tiene lugar cuando está totalmente desplegada.

La activación de la cortina cortafuegos es automática por la señal del sistema de detección y alarma de incendio del edificio, o tras fallo o corte del suministro eléctrico principal y secundario (modo gravity fail safe).

El propietario/usuario de la cortina cortafuegos deberá cumplir con la reglamentación y requisitos de mantenimiento aplicables, y asegurar que mantiene las condiciones de funcionamiento.

3. Mantenimiento

Las cortinas cortafuegos requieren un mantenimiento trimestral básico que podrá hacerse por personal competente o no competente, y un mantenimiento anual avanzado que deberá realizarse por un mantenedor debidamente formado y al día en el producto en concreto a mantener.

Cualquier operación de mantenimiento deberá registrarse en el libro de mantenimiento de la cortina cortafuegos, y la propiedad deberá conservarlo durante un periodo mínimo de 10 años.

¿Cómo obtiene el instalador y mantenedor la cualificación?

Según establece la norma UNE 23740-2:2019 dicha cualificación se podrá obtener mediante:

  • Formación teórica de 16 horas impartida por asociaciones empresariales del sector o por el fabricante,
  • Experiencia práctica mínima demostrable de 3 meses,
  • Reciclaje formativo de 8 horas cada 2 años impartida por asociaciones empresariales del sector o por el fabricante.
Recommended Posts

Leave a Comment