Incendios en viviendas

Nuestro hogar debe ser un refugio, un lugar en el que nos sintamos seguros. En PROTECH PCI queremos que eso sea así y por esa razón os compartimos estás medidas de prevención que debemos tomar a fin de evitar incendios en viviendas.

Mantenimiento de las instalaciones eléctricas y de gas

Un correcto mantenimiento es importante para evitar accidentes por eso debemos tomar en cuenta lo siguiente:

  • Revisa periódicamente las instalaciones eléctricas y de gas
  • Comprueba que la llama de la cocina sea azulada. Si detectas tonos rojizos es que el sistema no está limpio. Avisa a tu operario de inmediato y te dirá cómo proceder.
  • Limpia con regularidad las rendijas de ventilación para evitar obstrucciones.
  • Si sabemos que la instalación es demasiado vieja, lo mejor será invertir en una instalación nueva.
  • Reemplazar los interruptores y tomacorrientes que no se encuentren en buenas condiciones.
  • Si notamos alguna conexión en mal estado o alguna anomalía, llamar a un técnico certificado.

Consejos básicos

No cargar en exceso los alargadores eléctricos y multienchufes ni utilice aparatos en mal estado.

Si no disponemos de demasiados enchufes, dejarlos descansar periódicamente.

Desenchufar todos los aparatos eléctricos y cerrar el gas al irnos a la cama.

No dejar el móvil conectado durante muchas horas.

Desconecta las planchas de pelo o de ropa después de su uso. Y cuando las estés utilizando, colócalas sobre superficies no inflamables y aisladas de otros elementos. No abandones la plancha de la ropa bajo ningún concepto. Si llaman al teléfono, apágala primero, colócala con cuidado para que la parte caliente no esté en contacto con nada y contesta sólo después.

Nunca dejes velas encendidas sin vigilancia.

No dejar ollas o sartenes al fuego sin vigilancia.

Las estufas de gas o calderas no deben estar en habitaciones cerradas.

Si fumas, evita hacerlo en el sofá o la cama, hazlo únicamente en la terraza o balcón exterior.

Vacía las papeleras con regularidad para no acumular papeles.

Extremar la precaución con los niños y nunca colocar mecheros ni cerillas a su alcance.

Qué hacer en caso de incendio en nuestra vivienda

  • Lo primero que debemos hacer es llamar al 112, el teléfono de emergencias.
  • Después de llamar al 112, para evitar que el fuego se propague, tenemos que cortar la corriente eléctrica y la entrada de gas y retirar los productos combustibles o inflamables próximos al fuego.
  • Si el fuego es pequeño y se puede controlar intenta apagarlo, pero siempre situándote entre el fuego y la vía de escape. Pero ¡recuerda! no uses agua en instalaciones eléctricas ni cuando el incendio es de líquidos inflamables como el aceite, gasolina, etc., y si ves que no puedes apagarlo, no corras riesgos inútiles, busca un lugar seguro y abandona la zona.
  • Al abandonar el lugar del incendio, cierra la puerta de la habitación en la que se ha producido el incendio, avisa a todos los habitantes del domicilio y sal con ellos cerrando todas las puertas a vuestro paso. No os detengáis a coger nada, excepto las llaves de casa para facilitar la entrada de los bomberos. Mientras bajáis a la calle por las escaleras, NUNCA POR EL ASCENSOR, alerta a los vecinos de la situación.
  • Avanza gateando con la ropa mojada y respira a través de un paño húmedo que cubra tu nariz y tu boca para no intoxicarte con el humo.
  • Cuando haya humo en las plantas inferiores, no salgas, enciérrate en una habitación, tapa las ranuras de la puerta, preferiblemente con trapos mojados para evitar que entre humo y hazte ver por la ventana y espera a que lleguen los bomberos.
  • Si tu ropa se incendia, no corras, túmbate en el suelo y rueda sobre ti mismo y si es otra persona a quien se le ha prendido la ropa, tiéndelo en el suelo, cúbrelo con una manta grande y aprieta hasta extinguir las llamas. Si se incendia el cabello, hay que tapar la cabeza rápidamente con un trapo húmedo.

Equipos básicos de protección contra incendios para viviendas, zonas comunes y garajes

  • Extintor: en caso de conato o primera fase del incendio, se utiliza fácilmente y siempre dirigiendo la manguera a la base de la llama.
  • BIE: La boca de incendios equipada es idónea para instalarse en el portal y pasillos. Es fácil de usar, eficaz e inagotable ya que funciona con agua de la red.
  • Detección: los detectores automáticos proporcionan gran seguridad mientras se duerme, ya que son los equipos más precoces que avisan por medio de sirenas e indicadores visuales asociados del posible incendio para proceder a la evacuación del edificio y activar los equipos de extinción automática (si van asociados a rociadores automáticos, por ejemplo).
  • Rociadores automáticos. Permite sofocar el incendio con la acción directa del agua a través de los rociadores que son alimentados por tuberías. Se activan automáticamente.
  • Ignifugación de los materiales: Conviene tener en cuenta el grado de reacción al fuego de los elementos de revestimiento de techos, paredes, suelos, mobiliario y elementos decorativos en general. Lo deseable es que tengan la menor contribución al fuego.
  • Compartimentación y protección estructural. Todos los elementos constructivos que componen una vivienda deben cumplir con una característica de resistencia al fuego que permita la evacuación de las personas y la intervención de los bomberos.
  • Control de humos en la escalera y garajes: El objetivo es mantener las vías de evacuación que discurren por ella a una presión superior por medio de un sistema mecánico de suministro de aire fresco, para impedir que el humo invada la escalera o el garaje y dificulte su evacuación.
  • Señalización de emergencia. Especialmente para las vías de evacuación.
  • Puerta cortafuego. Elemento fundamental en el compartimento de zonas de evacuación, por ejemplo, escaleras de emergencia, en los pasos a garajes y accesos al edificio.
  • Manta Ignífuga: elemento útil si se produce un fuego en la cocina. Hay de diferentes tamaños y vienen plegadas en una funda, por lo que ocupan muy poco espacio y son fáciles de guardar en casa. Se coloca sobre el foco del fuego, de forma que impida la llegada de oxígeno. Además, al ser resistente a las llamas, también sirve para protegerse envolviéndose en ella en caso de incendio o durante una evacuación.
Recommended Posts

Leave a Comment