Protección pasiva contra incendios

LA PROTECCIÓN PASIVA CONTRA INCENDIOS consiste en una serie de elementos constructivos y productos especiales dispuestos para evitar el inicio del fuego, evitar que se propague y que afecte gravemente al edificio, facilitar la evacuación de las personas y una actuación segura de los equipos de extinción.

En este sentido alguno de los elementos de protección pasiva son, entre otros, la ignifugación de los materiales, la protección estructural, señalización luminiscente, sistemas de control de humo, la compartimentación (cerramientos, sellados), etc. De este último hemos hablado ya un poco en este blog (puedes leerlo aquí ) y más adelante hablaremos del resto. Hoy os lo explicamos a grandes rasgos.

Ignifugación de materiales. Impide que inicie el fuego

La ignifugación es una técnica de aplicación industrial mediante la cual se trata un material para mejorar su “comportamiento” frente al fuego. Se puede hacer para una gran diversidad de materiales.

Protección estructural. Evita el colapso del edificio

La componen elementos o productos (pintura, mortero de proyección y placas) que se aplican a la estructura portante (pilar, viga, soporte, muro de carga, falso techo, forjado, cerramiento) del edificio, con el fin de incrementar su estabilidad al fuego.

Señalización luminiscente. Evacuación garantizada

Sistema por el cual se facilita la evacuación aún en ausencia total de luz, indicando las salidas, salidas de emergencia, equipos de protección contra incendios, riesgos específicos, etc.

Sistemas de control de humos. Despejan el humo

Son barreras de humos, exutorios y ventiladores que sectorizan y evacúan el humo del edificio para preservar libre de humo los espacios de evacuación y retrasar el calentamiento estructural.

Compartimentación. Evita la propagación del fuego

Cerramientos: Mediante placas y paneles para construir elementos y sistemas resistentes al fuego, como puertas cortafuego, conductos de ventilación, falsos techos, etc.

Sellados: Medios o soluciones utilizados para la sectorización que evitan que el fuego, los gases inflamables y la temperatura pasen de una parte a otra del sector de incendio del edificio a través de los huecos de pasos de instalaciones. Se tienen que sellar todo tipo de huecos, penetraciones, cables y tuberías.

Objetivo

  • Garantizar el confinamiento y control de un incendio
  • Facilitar la evacuación de los ocupantes
  • Garantizar la estabilidad del edificio
  • Limitar el desarrollo de un posible incendio

 

Ventajas

  • La protección pasiva es un escudo contra el fuego
  • Integración en el proceso de construcción
  • Es independiente y no tiene riesgo de mal funcionamiento
  • Tiene un mantenimiento mínimo
  • Encierra al fuego
  • Protección segura durante las 24 horas
  • Protección permanente sin necesidad de intervención humana
Recommended Posts

Leave a Comment