Rociadores contra incendios (sprinklers)

¿Qué es un Rociador?

Un rociador contra incendios (sprinklers) es un sistema de extinción automático que engloba 3 funciones fundamentales: detectar, avisar y extinguir un incendio en su fase inicial.

Funcionan conectados a un Sistema de rociadores y actúan solamente en la zona donde se produce el incendio.

Tipos de rociadores

Según la posición de instalación, pueden ser:

  • Montante: la descarga se produce hacia arriba contra el deflector.
  • Colgante: la corriente de agua se dirige hacia abajo contra el deflector.
  • Pared: tiene deflectores especiales diseñados para descargar la mayor parte del agua lejos de la pared adyacente, en un patrón similar a cuarto de esfera, con una pequeña porción de la descarga dirigida hacia la pared detrás del rociador.
  • Oculto: se encuentra empotrado con una placa de cubierta
  • Empotrado: todo el cuerpo o una parte, excluyendo el extremo roscado, está montado dentro de un falso techo.

Según el tipo de descarga:

  • Convencional: la descarga de este tipo de rociador dirige entre el 40% y 60% de la totalidad del agua en dirección descendente y está diseñado con un deflector en posición vertical o colgante.
  • Pulverizador: por su capacidad de control, puede ser empleado una amplia gama de riesgos.
  • Plana: producen una descarga más plana que un rociador pulverizador. Permite una menor distancia entre un techo suspendido abierto o dentro de una estantería y el rociador.

Según el índice de tiempo de respuesta:

  • Normal: elemento sensible al calor con un RTI de 80 o superior.
  • Especial: elemento sensible al calor con un RTI entre 50 y 80
  • Rápida: elemento sensible al calor con un RTI de 50 o menor

Según tipo de protección:

  • Modo de control: el rociador evita que el incendio se propague a otras zonas próximas.
  • Modo supresión: en este caso el rociador es capaz de extinguir el incendio.

 

Según la temperatura de activación:

Tipos de Sistemas de rociadores

Algunos de los sistemas de rociadores más utilizados son:

Sistema de tubería húmeda: emplea rociadores automáticos que están conectados a un sistema de tuberías presurizadas permanentemente con agua y a un sistema de abastecimiento de agua, de tal forma que el agua se descarga inmediatamente desde los rociadores abiertos como consecuencia del calor generado en un incendio. Estos sistemas no deberán ser instalados donde exista la posibilidad de formación de hielo ni donde la temperatura ambiente pueda superar los 95ºC. Se recomienda que la instalación sea en posición montante.

Sistema de tubería seca: en este sistema de rociadores automáticos, las tuberías contienen aire o gas inerte bajo presión, cuya liberación (tal como ocurre en la apertura de un rociador), permite que la presión de agua abra una válvula conocida como válvula de tubería seca y el agua fluirá por el sistema de tuberías y saldrá por los rociadores abiertos. En este tipo de sistemas, se deberá instalar un suministro permanente de aire o gas inerte para mantener la presión en las tuberías. A diferencia del sistema anterior, este tipo de sistemas se emplean en instalaciones donde hay riesgo de formación de hielo o las temperaturas superen los 95ºC. Los rociadores instalados en sistemas de tubería seca deberán instalarse en posición montante, excepto si se usan rociadores secos colgantes o rociadores de pared.

Sistema de diluvio: está compuesto por un sistema de rociadores abiertos que están conectados a un sistema de tuberías que están conectadas a un sistema de abastecimiento de agua a través de una válvula que se abre por la operación de un sistema de detección instalado en las mismas áreas que los rociadores. Cuando está válvula se abre, el agua fluye dentro del sistema de tuberías y se descarga desde todos los rociadores conectados al mismo tiempo.

Sistemas de acción previa: está conectado a un sistema de tuberías que contiene aire que puede o no estar bajo presión con un sistema de detección suplementario instalado en las mismas áreas que los rociadores.

 

Recent Posts

Leave a Comment