Sistema de Detección de Humo por Aspiración: eficaz para el sector industrial

Centrales de energía eólica, plantas de reciclaje, instalaciones para la generación de energía, fábricas y almacenes de papel, archivos, plantas farmacéuticas, centros comerciales, armerías… El sector industrial es amplio y cada espacio requiere un tratamiento específico que proteja, no solo las instalaciones como tal, sino también lo que contienen. Por ello, actualmente el Sistema de Detección de Humo por Aspiración está siendo muy utilizado, ya que permite la protección de espacios abiertos, de difícil acceso o con una situación ambiental peculiar, además de dar alerta en la etapa más temprana del fuego, contribuyendo a evitar pérdidas de manera eficaz.

¿Qué es?

Los sistemas de detección por aspiración se basan en el análisis del aire aspirado de la zona protegida mediante una red de tuberías, incorporan sensores láser de alta sensibilidad y un potente software de control que permite ajustar, desde la central y/o desde el propio equipo los valores de sensibilidad, por lo que son idóneos para la detección de humo en áreas donde se requiere una sensibilidad muy alta (salas limpias, centros de procesos de datos o salas de conmutación), en las que los sistemas de ventilación, ante un incendio, producen dilución del humo.

¿Cómo funciona?

Los detectores de humo por Aspiración de Aire utilizan una red de tubos de muestreo que aspiran continuamente muestras de aire del área protegida y las llevan hasta un detector. El detector láser de alta sensibilidad mide la cantidad de humo presente del aire. Los niveles de humo medidos se comparan con los cuatro umbrales de alarma definidos por el usuario. Estos umbrales de alarma permiten ofrecer una respuesta en etapas a cualquier amenaza. Por ejemplo, si se alcanza el primer umbral, se inicia una investigación, mientras que el tercer nivel puede llamar automáticamente a los bomberos.

Estados del fuego

La mayoría de los incendios empiezan generalmente con un sobrecalentamiento. En este estado incipiente, se desprenden minúsculas partículas procedentes del inicio de la combustión. El tamaño tan pequeño de las partículas impide que la tecnología de detección convencional de humos y calor detecte. De hecho, este estado latente de fuego sin llamas puede alargarse durante varios minutos, horas, incluso días. La detección de incendios en este estado tan latente es lo que ofrece la oportunidad de controlar el desarrollo del incendio.

Los detectores de humo convencionales están diseñados para detectar niveles de concentración de humos de hasta un 2,5% de obscurecimiento por metro mientras que uno análogo puede ser regulado entre un 0,88 y un 3,5%. Con estos niveles de sensibilidad, los sistemas convencionales ofrecen el tiempo suficiente para realizar una correcta evacuación, pero no dan tiempo suficiente para evitar posibles daños en los equipos. En este sentido también existe el riesgo añadido de que alguien intente extinguir el incendio, pues este se encuentra en una fase más avanzada.

En general, los sistemas de detección por aspiración pueden ser programado con un nivel de sensibilidad unas 1000 veces mayor al de cualquier detector convencional, con niveles de sensibilidad que pueden ser fijados hasta en 0,0025% de obscurecimiento por metro para zonas limpias y 1% de obscurecimiento por metro en zona de mayor contaminación. Este rango de sensibilidad permite detectar un fuego en una fase más incipiente, aportando el tiempo suficiente para minimizar o prevenir los efectos del fuego.

Contador de partículas

Aunque existen otros métodos de detección: el convencional, el de nefilómetro y el de cámara de niebla de Wilson, hablaremos de la detección por tecnología láser puesto que la mayoría de los sistemas de aspiración actuales basan su principio de funcionamiento en este.

Para la detección, las partículas de humo son conducidas hacia la cámara láser. Gracias a la dispersión de la luz producida por la incidencia del humo en el haz láser es recibido por un fotodiodo, convirtiendo esta señal en un pulso eléctrico. Este pulso eléctrico es electrónicamente medido y comparado con los niveles de prealarma y alarma fijados. La señal es procesada e indicada en una pantalla LCD opcional. El sistema además, permite la comunicación de esta alarma a una central general de detección de incendios o un sistema de control del edificio.

El hecho de que el proceso de detección de incendios se produzca en el centro de la cámara de detección, implica que la acumulación de polvo en las paredes de la cámara no afecte al correcto funcionamiento del equipo. La magnitud del pulso es directamente proporcional al tamaño de la partícula, por lo cual la electrónica de los detectores está especialmente diseñada para responder solamente al conteo de partículas desprendidas en el proceso de combustión, lo cual los convierte en inmunes a la presencia de otro tipo de partículas, como el polvo, y hasta de otro tipo de humo, como el de un cigarrillo.

¿Cuáles son las aplicaciones en el sector industrial?

Lugares donde es necesario más tiempo para llevar a cabo una correcta evacuación. 

* Hospitales
* Aeropuertos
* Metros
* Cines
* Teatros

 

 

Zonas de acceso restringido. 

* Cárceles
* Criptas
* Huecos
* Falsos suelos
* Conducciones de cables

 

 

En sitios donde la estética es muy importante o se quiere proteger objetos de valor incalculable. 

* Museos
* Bibliotecas
* Catedrales
* Edificios de patrimonio nacional

 

 

Zonas donde la altura de los techos es muy grande y se dificulta la detección. 

* Polideportivos
* Atrios
* Almacenes

 

 

 

Donde las condiciones ambientales son extremas y no recomiendan el uso de una detección convencional. 

* Refinerías
* Minería
* Túneles
* Centros de transformación

 

 

 

 

Zonas donde los fuertes campos electromagnéticos o la radiación nuclear interfiere la detección convencional.  

* Interruptores

* Transformadores de alta tensión

 

 

 

 

Lugares donde la tecnología debe estar siempre disponible. 

* Sala de Servidores
* Gabinetes de control
* Instalaciones de producción

 

 

 

Zonas con alta humedad y bajas temperaturas. 

* Saunas
* Almacenes sin calefacción
* Cámaras frigoríficas

 

 

 

Como se puede ver, este sistema de detección es muy recomendado en distintas áreas del sector industrial. Sin embargo, es necesario que un profesional capacitado le asesore sobre la mejor opción para su negocio. En Protech PCI estaremos encantados de ayudarle.

Contacte con nosotros Aquí.

 

 

Recommended Posts

Leave a Comment