Sistema de extinción por gas

El sistema de extinción por gas proporciona una protección sin residuos y es seguro tanto para la vida humana como para el medio ambiente. Además, actúa reduciendo daños sobre los bienes. Todo ello le convierte en una muy buena opción a considerar, así que veamos en qué consiste.

 

¿Cómo funciona un sistema de extinción por gas?

Cuando se produce la detección de un incendio en una sala protegida con un sistema de extinción por gas, la central de extinción envía una señal, normalmente eléctrica, que permite la activación automática del sistema de extinción, que provoca la apertura de las válvulas de los cilindros que contienen el agente. La presión a la que están los cilindros actúa como fuerza impulsora del agente a través de la tubería hasta los difusores, que distribuyen homogéneamente el gas por la sala protegida.

 

Componentes que lo integran

Sistema de almacenamiento: los cilindros deben contener la cantidad suficiente de gas para extinguir, y las válvulas deben ser tal que permitan la descarga en un determinado tiempo.

Red de tubería: distribuyen el agente desde los cilindros hasta los difusores, el diámetro debe ser adecuado para poder transportar la cantidad de gas en un tiempo determinado, y deben estar fabricadas en material que soporte adecuadamente la presión de trabajo del sistema.

Difusores de descarga: encargados de distribuir el agente de manera uniforme dentro de la sala. Poseen un área de cobertura y una altura máxima de instalación. Su cálculo es fundamental para la correcta distribución de caudales.

Diseño

La descarga se realiza en una sala razonablemente estanca (es posible realizar diseños de aplicación local). Se ha de realizar un cálculo hidráulico para asegurar que el tiempo de descarga esté dentro de los márgenes normativos (10 segundos para gases químicos halocarbonados, 60 segundos para gases inertes y CO2). La extinción se inicia mediante un panel de control certificado.

 

Dónde se instalan

  • En salas con riesgos tecnológicos, eléctricos y electrónicos.
  • Inundación total en salas razonablemente estancas.
  • Recintos donde no es aceptable tener residuos (museos, galerías de arte, bibliotecas, patrimonio…).
  • En áreas normalmente ocupadas.
  • Cuando la localización del fuego es múltiple o desconocida.
  • En sistemas de aplicación local.

 

Tipos de gases

Gases químicos halocarbonados: estos agentes actúan directamente sobre el fuego a concentraciones relativamente bajas. Se almacenan como gases licuados (HFCs) o en estado líquido (FKs) y apagan el fuego por enfriamiento de la llama.

Gases Inertes: estos gases requieren de concentraciones relativamente elevadas, ya que apagan el fuego reduciendo la cantidad de oxígeno hasta niveles en los que no se sostiene la combustión. Los gases inertes pueden ser puros o mezcla de ellos (nitrógeno, argón y CO2), son almacenados como gases comprimidos a presión y son aptos para áreas ocupadas.

CO2: este gas requiere de concentraciones relativamente elevadas, ya que apaga el fuego reduciendo la cantidad de oxígeno hasta niveles en los que no se sostiene la combustión. Se almacena como gas licuado. Es letal para las personas, incluso en bajas concentraciones (8%).

 

Ventajas

  • No son conductores de la electricidad.
  • Se distribuyen en la sala protegida en forma de gas.
  • No dejan residuos.
  • Adecuados para fuegos de clase A, B y C.
  • Compatibles con la presencia de personas en condiciones de uso habituales (el uso de CO2 no es adecuado para áreas ocupadas).

 

Normativa aplicable

Legislación Directiva de Equipos a Presión (PED) 2014/68/UE, Directiva de Equipos a Presión Transportables (TPED) 2010/35/UE y Reglamento de Productos de Construcción (CPR) Nº 305/2011.

Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios, Reglamento de Seguridad Contra Incendios en Establecimientos Industriales, Código Técnico de la Edificación. Documento Básico de Seguridad en caso de Incendio, Ley 16/2013, ITC MIE RAT 14 Instalaciones eléctricas de interior, ITC MIE RAT 15 Instalaciones eléctricas de exterior, Reglamento de Instalaciones Petrolíferas, Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos e ITCs complementarias. Productos Químicos MIE APQ 1 (almacenamiento de líquidos inflamables y combustibles).

Normativa y guías de diseño: UNE ISO 6183, ISO 14520, UNE EN 15004, UNE EN 12094, NFPA 2001, NFPA 12. Reglas Técnicas de Cepreven RT4 y RT5.

Recommended Posts

Leave a Comment